Proyectos

PROYECTO DESDE EL PRINCIPIO

 

Va dirigido a personas con síndrome de Down en sus primeras etapas de la vida, con el fin de favorecer su integración social a través de actividades preventivas, rehabilitadoras y de formación. El programa sigue un modelo centrado en el apoyo y el ajuste familiar prestando especial atención a la integración afectiva entre los padres y el niño/a. El Proyecto engloba las siguientes actividades:

PROGRAMA DE ATENCÍÓN A PADRES DE RECIEN NACIDOS:

La asociación cuenta con un grupo de padres que se encargan de informar, asesorar y apoyar a los nuevos padres. Ya desde el hospital, se les ofrece, si quieren, de recibir la visita de unos padres que han pasado por su mismo situación, durante su estancia en el hospital o en su domicilio, en la propia Asociación o en el lugar donde la familia considere más beneficioso.

 

 

 

PROGRAMA DE ATENCIÓN TEMPRANA:

No solo tiene como objetivo potenciar el desarrollo del niño/a través de sesiones para la estimulación y desarrollo de todas las áreas (cognitiva, motora, comunicativa…) de modo flexible y en colaboración con los padres, sino que además el programa sigue un modelo centrado en el apoyo y ajuste familiar prestando especial atención a la integración afectiva entre los padres y el niño/a. Este programa se divide en dos etapas:

  1. Etapa de 0 a 3 años: se trabaja sobre el desarrollo integral del niño/a, a través del cuerpo mediante el trabajo de las siguientes áreas: motora gruesa, motora fina, cognitiva, comunicación y lenguaje, y autonomía y ayuda a sí mismo.
  2. Etapa de 3 a 6 años: durante esta etapa se refuerzan los prerrequisitos del lenguaje (atención, memoria, asociación, discriminación y percepción), se trabajan conceptos más complejos como asociar, seleccionar, clasificar, denominar y generalizar, también se refuerzan la motricidad y la coordinación y se introduce el método de lectura, conceptos de formas, colores, tamaños y números.

PROYECTO INTEGRADOR DEL LENGUAJE

Para lograr mejorar la autonomía de las personas con síndrome de Down es necesario desarrollar todas las capacidades y habilidades implicadas en el proceso de enseñanza-aprendizaje de la comunicación/lectoescritura (percepción, discriminación, asociación, relación, clasificación, atención y memoria) y del proceso lógico matemático, sin dar de lado los aprendizajes de las diferentes áreas o materias curriculares que se imparten en los centros educativos. De espacial importancia para la integración en el medio social y laboral es favorecer el desarrollo del lenguaje hablado y escrito y valorarlo como instrumentos de información y disfrute y como medio para comunicar deseos, intereses y emociones. El proyecto se compone de los siguientes programas:

  1. PROGRAMA DE APOYO ESCOLAR: el objetivo de esta actividad es apoyar el proceso de enseñanza-aprendizaje de los niños/as y jóvenes con síndrome de Down escolarizados tanto en Educación Primaria como Educación Secundaria. Este apoyo favorece y refuerza los aprendizajes de las diferentes áreas o materias que se imparten en los centros educativos. Para que el proceso sea lo más completo posible, se establecen reuniones periódicas de coordinación con los profesionales de los centros escolares con el propósito de establecer objetivos comunes de trabajo.
  2. PROGRAMA DE AUDICIÓN Y LENGUAJE: Su objetivo principal es desarrollar las habilidades lingüísticas receptivas y expresivas con el fin de maximizar el potencial de comunicación de las personas con síndrome de Down. Se aplica desde la edad infantil hasta la edad adulta, en sesiones individuales o en parejas. Con ello se consigue que la personas con síndrome de Down sea capaz de utilizar el habla, el lenguaje y la comunicación para las actividades de la vida diaria y para comunicarse con los demás y así fomentar la capacidad de adquirir y usar habilidades lingüísticas para expresar y comprender sus sentimientos y los de los demás.
  3. PROGRAMA DE LOGOPEDIA: el objetivo de la actividad es diagnosticar, evaluar y rehabilitar los problemas, disfunciones, retrasos o trastornos que se presentan en la comunicación, el lenguaje, el habla, la voz y la deglución. Las sesiones se realizan de manera individualizada.
  4. PROGRAMA DE INFORMÁTICA: los objetivos de la actividad son adquirir las habilidades necesarias para el manejo del ordenador y adquirir los conocimientos informáticos suficientes que permitan la plena integración de los jóvenes con síndrome de Down en la sociedad. Las características y necesidades formativas de las personas con síndrome de Down convierten el ordenador en una herramienta adecuada de formación que da respuesta a las exigencias actuales de la sociedad y como consecuencia, facilitar el proceso de inserción social y laboral.
  5. TALLER DE TEATRO: el programa va dirigido a jóvenes con síndrome de Down a partir de los 14 años. Los objetivos del programa son utilizar la dramatización de textos para aumentar las capacidades de comprensión y expresión lingüística, facilitar la expresión de las emociones y sentimientos a través de los personajes de la historia, utilizar el lenguaje corporal y gestual como medio de expresión, fomentar la escucha activa y aumentar vocabulario y otros factores lingüísticos como la sintaxis.

PROGRAMA DE HABILIDADES ADAPTATIVAS:

 

La finalidad del programa es mejorar la adaptación de los chicos y chicas con síndrome de Down en las diferentes áreas de la vida, trabajando con y dentro de las números situaciones que hay en la vida real.

  1. PROGRAMA DE HABILIDADES SOCIALES:

    El programa tiene como finalidad el entrenamiento de un conjunto de conductas que les permitan conseguir el mayor grado de autonomía personal y social posible, así como evitar aquellas conductas inadecuadas que interfieran en su relación con los demás.

  2. TALLER DE COCINA:

    El taller de cocina se englobaría dentro de la dimensión de habilidades de vida en el hogar que tiene como meta global la consecución del máximo nivel de autonomía e independencia personal en los hábitos cotidianos y en el hogar. Prepara a los usuarios para vivir lo más autosuficientemente posible con su familia o en un piso o comunidad, participando en las actividades cotidianas de mantenimiento del lugar.

Ir al contenido